¿CMYK O RGB?

Una de las mayores dificultades al momento de enviar algún producto gráfico para su impresión, es, sin dudas la impresión en sí misma. Muchas veces, por desconocimiento o bien por problemas con los responsables, los resultados pueden ser catastróficos.

Para evitar este tipo de inconvenientes, en sucesivos artículos detallaremos poco a poco aquellos principios fundamentales que no puedes dejar de lado al momento de enviar tu diseño para su reproducción. La temática que hoy nos interesa clarificar, es la gestión del color.

Si tu producto está pensado para imprimirlo, deberás realizar tu diseño en el modo CMYK ¿Por qué? Básicamente, porque en la actualidad la mayoría de las imprentas trabajan a cuatro colores (con excepción de otras, que utilizan seis o más).

De esta manera, podrás tener la seguridad de que tu diseño mantendrá la gama cromática que has utilizado y que visualizas en tu ordenador ¿Qué significan las siglas CMYK?

CYMK es una cuatricromía definida por los siguientes tonos:

CMYK

Vale la pena entender, que a partir de la mezcla de estos tres colores primarios (cyan, magenta y amarillo), se pueden reproducir el resto del espectro.

Por otra parte, RGB hace alusión a las siglas en inglés de Red (rojo), Green (verde) y Blue (azul). Este modelo de color es el que posee cualquier pantalla (Monitores, TV) y se utiliza comúnmente para diseños web o digitales.

¿Puedo trabajar ambos formatos desde CorelDRAW? Por supuesto, CMYK y RGB están contemplados dentro de Corel, e incluso podrás convertir documentos RGB a CMYK, pero eso lo veremos en detalle en un próximo artículo.

Esperamos que te haya sido útil esta información.